Ir al menú de navegación principal Ir al contenido principal Ir al pie de página del sitio

Artículos originales

Vol. 5: (2018)

Acumulación y removilización de Calcio, Magnesio y Fósforo en plantas de Rosal

DOI
https://doi.org/10.15741/revbio.05.e322
Enviado
abril 20, 2017
Publicado
2018-10-09

Resumen

La producción de flores de rosa para corte en México se realiza sin regulación del uso de fertilizantes, lo que ocasiona problemas económicos, sociales y de salud. La presente investigación se realizó con el objetivo de determinar la dinámica de la acumulación y removilización de Ca, Mg y P en plantas de rosal de acuerdo a las etapas fenológicas, para obtener información útil en el diseño de fórmulas de fertilización para aplicarse justo en el momento y cantidad que lo demande el cultivo. Las etapas estudiadas fueron: 1) brotación de la zona de hojas activas (ALZ) y con brotes con una longitud de 10 cm; 2) desde los brotes de la ALZ con longitud de 10 cm hasta el descabezado y desbrotado; 3) pinzado de la ALZ; 4) brotación de la zona de corte (CZ) y brotes de la CZ con longitud de 10 cm; 5) brotes de la CZ con longitud de 15 cm; 6) brotes de la CZ con botón floral visible y menor al tamaño chícharo; 7) elongación de los brotes de la CZ para formar el tallo floral y 8) cosecha de flores. El rosal presentó un patrón cíclico en la acumulación de los nutrimentos en estudio, lo cual ocurrió en tres etapas. La primera fue durante el brote de la ALZ hasta que estos alcanzaron 10 cm de longitud, la segunda fue desde el pinzado de la ALZ hasta la brotación de la CZ y la aparición del siguiente piso con brotes de 10 cm, mientras que la tercera etapa fue antes de la cosecha de la flor. Cuando los brotes de la ALZ así como los de la CZ se encontraban en su máxima tasa de crecimiento, la acumulación de Ca, Mg y P se detuvo a nivel de planta completa. Los mencionados brotes en crecimiento fueron abastecidos de tales nutrimentos a partir de la removilización de los mismos desde las partes más bajas de la planta como lo fueron las raíces, el portainjerto y el basal. La demanda de Ca fue de 190 mg planta-1 en la primera etapa, 140 mg planta-1 para la segunda etapa y 86 mg planta-1 para la tercera, mientras que para las mismas etapas la de Mg fue de 66, 56 y 6 mg planta-1 y la de P fue 156, 94, y 11 mg planta-1.